11 de noviembre de 2019

CASA PAYESA

Situada en la carretera que va desde Buscastell a Sant Mateu.


 creu de bruixa MIT POP Creu o conjunt de creus pintades de blanc, generalment amb calç, que es feien damunt les finestres exteriors d’alguns casaments ( casament, arquitectura popular), damunt portes i, a voltes, en altres parts externes de la casa. Ocasionalment aquestes creus es troben formant grups de tres en representació del calvari. Unes i altres tenen com a finalitat la d’espantar les bruixes i els mals esperits. [AMB/ MTT]


Pou o cisterna


Canaleta que conduce el agua del tejado hasta el aljibe.


8 de noviembre de 2019

TORRE DES MOLAR

Dos perspectivas de la misma torre, la primera desde la playa de Benirrás y la segunda desde la iglesia de Sant Miquel.



6 de noviembre de 2019

ESGLÈSIA DE SANT MIQUEL DE BALANÇAT









Cristina Amanda Tur.- En la base de la bóveda, un escudo data la construcción de la capilla en 1690. Probablemente es el año en la que fue finalizada y decorada con esgrafiados que representan motivos florales, aves, ángeles, escudos y perros. Las iniciales IHS que pueden leerse en el centro de las insignias, rojas y negras, de la bóveda de medio cañón informan de que estaba dedicada al Santo Nombre de Jesús, a Jesús Salvador de los Hombres (IHS es el monograma de Iesus Hominum Salvator). El cuadro negro central, más grande que el resto, y los cuatro de los laterales llevan todos este cristograma, mientras que los otros cuatro tienen superpuestas las letras M y A del nombre de María.
Y si bien gracias a un escudo conocemos que esta capilla, la capilla de Benirràs, más conocida popularmente como la capilla Pintada, fue construida en 1690, desconocemos por qué razón sus exquisitas pinturas fueron, en algún momento, encaladas y ocultadas. Con el paso de años y siglos, sal y humedad fueron corroyendo las imágenes bajo la cal. Hasta que, a mediados de los 90 se destaparon y la antigua capilla destinada a mujeres (que podían acceder al lugar por una discreta puerta que daba al patio y que aún se conoce como la porta de ses Dones) recuperaba su esplendor. En el proyecto de restauración, desarrollado en tres campañas desde 1995 a 1997, participó el Getty Conservation Institute (GCI), que, de hecho, promovió la rehabilitación y que conoció la existencia de las pinturas murales de Sant Miquel gracias a la intervención de un matrimonio americano residente en Los Ángeles que había vivido antes en la isla. La capilla ibicenca dio al GCI (una organización con sede en Los Ángeles que trabaja en todo el mundo por la preservación del patrimonio cultural mundial) la oportunidad de probar nuevas técnicas para el rescate de pinturas murales tapadas. Y se convirtió, asimismo, en una magnífica práctica para estudiantes del curso de conservación del Courtauld Institute of Art de la Universidad de Londres. Cooperación inglesa y americana para una pequeña capilla del norte de Eivissa.
Poco a poco, las pinturas ocultas fueron saliendo a la luz, con las formas sinuosas de hojas y flores, de grandes claveles en los muros y de espigas que surgen de jarrones en la vuelta del arco de entrada, con sus escudos y los nueve rombos de la bóveda que recuerdan a Jesús Salvador de los Hombres y a la Virgen María. También salió a la luz un rosetón en el muro interior y se recuperó el zócalo, de fondo gris y con figuras octogonales, cuadrados y cruces grabados en blanco, que parece simular un embaldosado.
La capilla Pintada, inicialmente dedicada al Santo Nombre de Jesús, pasó a estar dedicada a San José cuando la cofradía del Santo Nombre de Jesús (de la que formaban parte muchos miquelers y que la había auspiciado) perdió su relevancia. Hoy se encuentra bajo la advocación del Corazón de Jesús.