6 de marzo de 2007

EXTRAÑOS ALMENDROS







Definitivamente el tiempo atmosférico ya no sigue fechas de calendario y los árboles tendrán que adaptarse a este juego de intercambio de estaciones.
Algunos almendros ya están desnudos de flores y empiezan a enseñar sus minúsculas almendritas, otros, como los que encontré ayer, lucían sus ramas repletas de flores creciendo hacia el cielo, atípica costumbre, tal vez sea su forma de protestar contra ese cambio climático.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

y fíjate que las ramas finales parecen dedos apuntando al cielo

Salón de sol dijo...

...o soldados blancos haciendo instrucción.
Salu2.

Anónimo dijo...

La naturaleza nos esta dando nuevos “canales” para admirarla.
Ella no iba a ser menos.

Beni