27 de abril de 2007

SARGANTANAS







Acabada la época de lluvias las lagartijas ya campean otra vez a sus anchas y aprovechan, antes de que la llegada de los turistas acaparen su fuente de vida, el sol.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Vuelves a traerme a la cabeza a Jim Morrison y Doors.
Y aquellas mañanas en “Ca'laguela” de Panta donde ibamos a verlas y casi a tocarlas.

Beni

erizo sin tripas dijo...

Otro símbolo de Ibiza son los erizos pero lástima que uno de los deportes autóctonos sea atropellarlos. Si os gusta el gore dar un paseo por ciertas carreteras y enconrraréis toda la fauna isleña pisoteada sobre el asfalto.

Salón de sol dijo...

Quietas al sol brillan como la porcelana...
Besos.

Anónimo dijo...

Todos tenemos algo de lagartija, todos los que nos hemos dejado eclipsar por el carisma de la isla blanca, sacamos la cabeza al sol cuando nos sentimos a salvo de público y nos suele crecer de nuevo la cola si alguien se atreve a arrancárnosla (imaginemos que tiene que ver con el corazón)