10 de agosto de 2007

AFERRARSE A LA VIDA







Los zarcillos de las parras, els fils, como dicen los payeses, se aferran al alambre para no desplomarse por el peso de los racimos de uvas.

1 comentario:

Salón de sol dijo...

La naturaleza es tan increíblemente maravillosa, hasta en las cosas más sencillas...
Bikos.