19 de agosto de 2007

TERREMOTO EN PERÚ




Desgracia sobre desgracia. Pobreza sobre pobreza. Hambre sobre hambre. Nadie es culpable de que la tierra se enfade y ruja, pero todos somos culpables de la miseria humana.

2 comentarios:

Salondesol dijo...

Y que las ayudas no lleguen a tiempo, o que ni lleguen.

Que algunos comercien con las desgracias... (un hermano del ex presidente, propietario de una línea de autobuses, ha subido los billetes un 80%).

Si es que estamos en temporada de desastres y sin rebajas.
Bikos.

Anónimo dijo...

¿Cómo cambiar eso?