31 de diciembre de 2007

POR ALGO SE EMPIEZA


El teléfono empezó a globalizar al mundo. La televisión enseñó en imágenes las diferencias sociales, globalizó las injusticias, la pobreza.
Desde no hace mucho la red de Internet está globalizando las posibilidades de unirse, más allá del espíritu y los deseos virtuales, para hacer frente común en contra de los problemas que atañen a la humanidad entera. Ahora también se lucha con teclas de ordenador, se amenaza a los Grandes Poderes con firmas electrónicas que representan a millones de ciudadanos, consumidores y votantes, que podrían cambiar sus hábitos sociales y tendencias políticas según sea conveniente para castigar a los que creen mover los hilos del mundo.
Por encima de las culturas y los regímenes políticos, por encima de las banderas y las religiones: el hambre, la miseria, el sufrimiento no tienen fronteras, aunque muchos están interesados en ponerlas.
Aunque no es suficiente por algo se empieza. Todavía costará derrocar dictaduras, parar la carrera de armamento, preservar bosques y selvas, parar de contaminar mares y rios, repartir lo que sobra entre los que no tienen, en definitiva hacer un mundo más vivible para todos.
La Red puede compactar conciencias colectivas y unir corazones sin odios ni maldad en contra de los que están muy ocupados en acumular riquezas y poder.
Hoy termina un año, como tantos otros, y especialmente os deseo fuerza y valentía para decir basta a quienes creais que hacen daño a un mundo que es de todos, es un trabajo diario, igual que el que haceis para intentar ser felices.

1 comentario:

Salondesol dijo...

Me uno a esa lucha de dedos aporreando teclados para conseguir un mundo mejor, al menos lo intento firmando manifiestos de Amnistía Internacional.

Bikos y feliz año.