23 de febrero de 2008

JUDÍAS MUERTAS







Dejar morir las verduras es como tener un piso vacio con la gente que hay sin techo. Los alimentos que no se recogen, los que se pudren, los que caducan, los que sobran, los que se tiran, todos juntos solucionarían el hambre en todo el mundo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Mientras que el hambre de muchos, siga siendo el argumento de extorsión y la fuente de riqueza para unos pocos, no estaremos en condiciones de erradicarla.

Mientras el hambre siga siendo util y argumento, puedes seguir tirando las judias a la basura. No interesan.

Beni

Tenos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Itzara dijo...

Encantada de haberte encontrado y poder disfrutar de tu pagina y de mi isla..Un abrazo.(iré visitandote)