8 de septiembre de 2008

RACIMOS MERMADOS



No en vano siempre ha sido considerada bebida de dioses, su camino es duro, pendiente del clima, de los bichos, de las enfermedades, y los que viven, los racimos elegidos, son pisoteados, masacrados, encerrados sin aire ni agua, a oscuras, en silencio, para acabar dentro de unos frascos de cristal y sólo liberados para morir en el paladar de los humanos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

”Frascos de cristal“ o más cruelmente si cabe, en ¡tetrabrik!

Benito

Erna Ehlert dijo...

Si, es su destino o para esto están.
Aunque personalmente los prefiero tal cual para comerlas.

Preciosas tus fotos, sobre todo la segunda me encanta. Tiene un colorido perfecto.

Un saludo

Metis dijo...

pero algunos seguimos adorandolos una vez engullidos. por eso repetimos la primera copa.

saludos joan.