15 de noviembre de 2008

NATURALEZA VIVA







No se entendería el paisaje del campo ibicenco sin los bancales de siembra sostenidos por las paredes de piedra y vigilados férreamente por soldados indestructibles en forma de olivos.

3 comentarios:

Saray dijo...

Preciosa, tanto tu descripción, cómo las fotos.

diegol dijo...

Me encontre con tu blog por andar buscando pajaros arcoiris, por que mi hermano fue al africa y retrato uno como esos y no concia su nombre, al buscar por la web encontre tu excelentisima pagina de fotografia, me quito el sombrero y me pongo a tus ordenes, camarada tienes una optica excelente, y un gusto muy similar a lo que yo retrato también mis respetos y admiración a pesar de que no te conozco, pero mucho gusto y te invito a ver mi blog de fotos...

www.diegolfotos.blogspot.com

Juan Pérez Escribano dijo...

Sin todavía ver tu blog te agradezco los halagos, soy un simple aficionado con un ojo sensiblero.