7 de enero de 2009

REGALO DE REYES







El lunes, aprovechando que los Magos de Oriente bloqueaban las carreteras de los pueblos, me largué pitando a la montaña más alta que se me puso a tiro a recibir el mejor regalo que los dioses pueden traer al mundo: el sol descendiendo de los cielos iluminando a Es Vedrá.

2 comentarios:

José Rivarola dijo...

me quedé delante d ela peusta de sol como dos horas intermianbles

eva dijo...

wooo!!!! increible! yo también me hubiera quedado delanta de la puesta de sol dos horas!!
Si me permites, le pongo un poco de música a la foto, como en café del mar!:-p
http://qualid.es/?id_pre=54
un saludo!;-)