5 de febrero de 2009

PUIG DE SA PEGA




Quedé gratamente sorprendido cuando bajando por un camino de cabras apareció de repente, a lo lejos, entre montañas, la imagen del recinto amurallado de la ciudad de Ibiza con su orgullosa catedral en la cima.

4 comentarios:

Rogelio Martín dijo...

perfecte vista, aixi no es veuen les barbaritats posteriors

Manuel dijo...

Juan,
es lo suyo para "eliminar" lo que nos duele.
En este menester no hay como los ojos que les haces elegir lo que quieres.

Un abrazo

Manuel dijo...

Juan,
el comentario anterior es mi aportación.

soy Erna

Estoy usando el portatil de Manolo.
Por cierto el también se acuerda de ti.

Artur Tur Tur dijo...

Bellíssima foto. M'encanta perquè només es veu sa part més bella de Vila, sa més interessant.