30 de abril de 2009

CARACOLES TRANSPARENTES







La paciencia del caracol es infinita, toda la vida construyendo su casa, añadiendo pedazos a su espiral. Antes de acabar el invierno hacen reformas en su casa para soportar mejor los calores estivales.

1 comentario:

josetxo de alza dijo...

O sea, pequeños accidentes de recorrido a toda velocidad y...reconstrucción urgente.¡Qué bien, ser caracol, ser humilde, ser fotocopia de la espiral del mundo!
No me importaría tener esos diseños estelares en mis huesos, y esa transparencia en mi corazón. Gracias Juan. Un abrazo. Josetxo.