22 de mayo de 2009

ORQUÍDEA VERGONZOSA







Nada más verme se ruburizó y se escondió entre sus brazos.

1 comentario:

lenadeivissa dijo...

que fuerte