23 de marzo de 2011

SILLAS PAYESAS







Las sillas que usaban sus abuelos siguen esperando sentadas los años que haga falta hasta que mi amigo Kiko les dé una mano de barniz y las conserve unos añitos más después de que arregle la casa.

2 comentarios:

LiNa dijo...

y aguantaran lo suficiente para que sienten tambien sus nietos.

aunque dudos que sepan ellos despues "encordar una cadira".

besitos

CHRISTABEL dijo...

¿Imaginas cuántos pensamientos, agotamientos, esperanzas, amores, desalientos, caminantes... han dejado su huella sobre ellas?