5 de marzo de 2016

FONT DE CANADELLA

La cultura árabe dejó en Baleares una técnica de captación por drenaje de las aguas subterráneas denominada qanat, presente también en otros países como Irán, Pakistán, Afganistán y Marruecos, entre otros.  Se trata de forzar la salida del agua del acuífero y, en cierto modo, generar un manantial.  Un qanat es una técnica minera que consiste en abrir un pozo madre en un punto donde se sospecha la existencia de agua.  Cuando se ha llegado al nivel freático del acuífero, se traza una galería desde el pozo madre hasta la superficie del terreno, donde se conduce el agua por gravedad.  Estas galerías pueden tener cientos de metros de longitud y, a lo largo de su recorrido, se realizan varios pozos de aireación.  
Qanats, manantiales forzados por el hombre, muy característicos de la cultura árabe.  Se construye un pozo madre hasta que se atraviesa el nivel freático del acuífero y posteriormente se conduce el agua hasta la superficie mediante una galería inclinada de baja pendiente.  Según la longitud de la galería, ésta puede ser atravesada por varios pozos de aireación.